Crude
  • Aranda Oficinas
  • Barcelona
  • 2019
  • Fotógrafo: Meritxell Arjalaguer
  • Aranda es un Proyecto realizado para un estudio de diseño gráfico ubicado en el barrio de Gracia (Barcelona).

    El objetivo era crear un espacio que en una superficie de 50m2, se pudiese acomodar a 7 personas trabajando al mismo tiempo, una cocina office, un baño, una sección de almacenamiento y una mesa de reuniones.

    Las oficinas se ubican a pie de calle, y se comunica con el exterior mediante una gran vitrina de vidrio.

    El desafío crear un espacio acogedor, práctico y sereno en un espacio pequeño y único, que proporcionara confort físico, visual y una sensación de privacidad, al mismo tiempo, encontrar una solución para separar el espacio de la cocina, el baño y la sección de almacenamiento del área de trabajo.

    La solución fue utilizar una doble piel de cortinas que nos permitiera separar las diferentes funciones del espacio interior, que también permitiría privatizar el espacio desde la calle cuando fuera necesario, aportando textura, color y luz al proyecto.

    Más
Foto 1 del proyecto Aranda Oficinas
Foto 2 del proyecto Aranda Oficinas
Foto 3 del proyecto Aranda Oficinas
Foto 4 del proyecto Aranda Oficinas
Foto 5 del proyecto Aranda Oficinas
Foto 6 del proyecto Aranda Oficinas
Foto 7 del proyecto Aranda Oficinas
Foto 8 del proyecto Aranda Oficinas
  • Aranda Oficinas
  • Barcelona
  • 2019
  • Fotografía: Meritxell Arjalaguer
  • Aranda es un Proyecto realizado para un estudio de diseño gráfico ubicado en el barrio de Gracia (Barcelona).

    El objetivo era crear un espacio que en una superficie de 50m2, se pudiese acomodar a 7 personas trabajando al mismo tiempo, una cocina office, un baño, una sección de almacenamiento y una mesa de reuniones.

    Las oficinas se ubican a pie de calle, y se comunica con el exterior mediante una gran vitrina de vidrio.

    El desafío crear un espacio acogedor, práctico y sereno en un espacio pequeño y único, que proporcionara confort físico, visual y una sensación de privacidad, al mismo tiempo, encontrar una solución para separar el espacio de la cocina, el baño y la sección de almacenamiento del área de trabajo.

    La solución fue utilizar una doble piel de cortinas que nos permitiera separar las diferentes funciones del espacio interior, que también permitiría privatizar el espacio desde la calle cuando fuera necesario, aportando textura, color y luz al proyecto.

Aranda Oficinas