Crude
  • Alegre Advocats Oficinas
  • Barcelona
  • 2019
  • Fotógrafo: Meritxell Arjalaguer
  • Oficinas para un despacho de abogados en Barcelona.

    Diseñado por Sheila Llovet y Anna Torndelacreu, fundadoras de wearecrude.

    Considerando la localización del proyecto situado en el décimo piso de un edificio histórico diseñado por José Antonio Coderch de Sentmenat en 1968, la nueva distribución se desarrolló a través de la exploración de la relación entre el carácter curvilíneo de la arquitectura y del espacio interior.

    La idea fue respetar el máximo la estructura arquitectónica y recuperar su forma original, potenciando la sencillez y elegancia en la que el arquitecto trabajó los espacios interiores.

    La intervención se realizó de un modo conservador y minimalista, evitando añadir elementos que modificaran la estructura del edificio.

    Se utilizaron materiales nobles que aportaran calidez al espacio y se utilizó una paleta de colores homogénea que permitiese destacar el mobiliario realizado a medida, así como la mesa de despacho realizada en madera de roble natural y las estanterías realizadas en madera de nogal combinadas con un paneleado mural textil.

    La zona del office, se compone de un mueble realizado a medida y a tono con el color envolvente del espacio.

    Las estanterías y la encimera fueron realizadas con planchas de hierro tratado.

    El resultado dio lugar a la transformación de un espacio que había sido alterado y que tenía mobiliario fijo adherido a la arquitectura, en un espacio sencillo y moderno en el que la luz natural recuperó su protagonismo. 

    Más
Foto 1 del proyecto Alegre Advocats Oficinas
Foto 2 del proyecto Alegre Advocats Oficinas
Foto 3 del proyecto Alegre Advocats Oficinas
Foto 4 del proyecto Alegre Advocats Oficinas
  • Alegre Advocats Oficinas
  • Barcelona
  • 2019
  • Fotografía: Meritxell Arjalaguer
  • Oficinas para un despacho de abogados en Barcelona.

    Diseñado por Sheila Llovet y Anna Torndelacreu, fundadoras de wearecrude.

    Considerando la localización del proyecto situado en el décimo piso de un edificio histórico diseñado por José Antonio Coderch de Sentmenat en 1968, la nueva distribución se desarrolló a través de la exploración de la relación entre el carácter curvilíneo de la arquitectura y del espacio interior.

    La idea fue respetar el máximo la estructura arquitectónica y recuperar su forma original, potenciando la sencillez y elegancia en la que el arquitecto trabajó los espacios interiores.

    La intervención se realizó de un modo conservador y minimalista, evitando añadir elementos que modificaran la estructura del edificio.

    Se utilizaron materiales nobles que aportaran calidez al espacio y se utilizó una paleta de colores homogénea que permitiese destacar el mobiliario realizado a medida, así como la mesa de despacho realizada en madera de roble natural y las estanterías realizadas en madera de nogal combinadas con un paneleado mural textil.

    La zona del office, se compone de un mueble realizado a medida y a tono con el color envolvente del espacio.

    Las estanterías y la encimera fueron realizadas con planchas de hierro tratado.

    El resultado dio lugar a la transformación de un espacio que había sido alterado y que tenía mobiliario fijo adherido a la arquitectura, en un espacio sencillo y moderno en el que la luz natural recuperó su protagonismo. 

Alegre Advocats Oficinas